Tanques llenos: la Energina del Palacio Legislativo

Diego Speratti
Esta imagen pertenece al Grupo de Series Historicas (FMH) que integra el archivo fotografico del Centro de Fotografia de Montevideo (CdF).

El CdF es una unidad de la Division Informacion y Comunicacion de la Intendencia de Montevideo.

Por mas informacion http://cdf.montevideo.gub.uy/catalogo
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

25 de agosto, fecha patria en Uruguay, ya que ese día del año 1825 se firmó la “Declaratoria de la Independencia”, por la cual el actual territorio oriental declaraba su soberanía, independizándose del Reino Unido del Brasil, Portugal y Algarve, para pasar a formar parte de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

También un 25 de agosto, pero exactamente para el centenario de aquella “Declaratoria”, 95 años atrás, se inauguró en Montevideo el Palacio Legislativo, donde tienen sede las dos cámaras de representantes elegidos por el pueblo oriental.

El proyecto ganador para la construcción del “Palacio de las Leyes”, convocado allá por 1904, estaba firmado por el arquitecto italiano Vittorio Meano, quien también había conseguido el proyecto para la construcción del Congreso de la República Argentina. Ninguno de los dos edificios llegó a verlos terminados, ya que fue asesinado por el amante de su esposa en aquel intenso 1904, incluso antes de saber que había ganado el proyecto para la casa democrática oriental.

Aunque el Palacio Legislativo se inauguró, con alteraciones sobre el proyecto de Meano, recién en 1925, los trabajos de decoración de esta mole eclecticista, realizada íntegramente con materiales extraídos de canteras uruguayas, se demoraron aún más, terminando todos las labores para el año 1964.

El entorno del Palacio Legislativo y, especialmente las calles y avenidas que lo circundan, fueron alterándose con el correr de las décadas y las necesidades viales. En los primeros tiempos de funcionamiento del Poder Legislativo, allí, en las cercanías del punto de encuentro de las actuales Avenida Agraciada, la calle Colombia, y la Avenida de las Leyes, existía una boca de venta de combustibles de la marca Energina, que alimentaba al también ecléctico parque vehicular de la época, en alto nivel de desarrollo por entonces.

Foto: Centro de Fotografía de Montevideo

2 Comentarios, RSS

  1. …tras cuernos palos !!!!

  2. javisure @

    Las edificaciones al costado derecho de la foto, fueron todas demolidas. Por allí pasa hoy la Avenida de las Leyes (así se llama la circunvalación del Palacio). Un poco más a la derecha de esos edificios que allí se asoman, está el edificio anexo del Palacio que alberga despachos de legisladores y salas de reuniones de las diversas comisiones, estando ambos edificios conectados por un tunel que cruza la calle.

    A lo lejos se ve la fachada de la Iglesia del Colegio Sagrada Familia, con frente a la Avenida del Libertador, que conecta el Palacio con la Avenida 18 de Julio (en realidad se corta una cuadra antes frente a la Plaza Fabini (conocida como del Entrevero por la escultura que hay allí)

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*