Curiosas interpretaciones locales sobre los Mercedes-Benz 170

6/Ene/2022

Sobran los motivos para volver sobre la serie W 136 de Mercedes-Benz, conocido prosaicamente como 170. Se trató, entre otras cosas, del primer vehículo construido en serie en la Argentina en posguerra. También fue aquí el único lugar fuera de Alemania donde se lo fabricó. Y el primer experimento de Daimler-Benz de ensamblar un auto SKD (Semi-Knocked Down) en el exterior, con el grueso de sus elementos enviados desde Alemania.

Armados inicialmente en la planta de San Martín y luego en la de González Catán, la filial local de Mercedes-Benz ofreció el 170 como automóvil de pasajeros, pero también como vehículo de trabajo en decantaciones tipo rural vidriada, furgón cerrado y pick up. Sobre esta base comercial pusieron manos a la obra numerosos hacedores de la pujante industria carrocera local de la posguerra.

El 170 sedán cuatro puertas fue vendido a particulares pero se volvió un símbolo de Buenos Aires, al ser elegidas las “Hormigas Negras” para cumplir, vestidas de riguroso traje oscuro, con el traslado de ciudadanas y ciudadanos como servicio de taxi por las avenidas, calles y rincones de la capital argentina.

Las pick ups y utilitarios cerrados, desde hace un buen tiempo despertaron la atención de los coleccionistas de todo el mundo y se exportaron en enormes cantidades, quedando en Argentina cada vez menos ejemplares que testimonien su pasado de trabajo y el saber hacer de los carroceros locales.Pero también hubo propuestas de automóviles que sólo se vieron por la pampa húmeda, como los dos que ilustran esta nota. A falta de material bibliográfico (y conocimiento) que nos permita reconocer las firmas autoras de estas propuestas, sólo podemos agregar que las fotos del extraño convertible con baúl, doble rueda de auxilio sobre los guardabarros y cuatro plazas, pertenecen al acervo de Jorge Caviglia y fueron realizadas a mediados de la década de los años 80; mientras que la coupé apareció en el Rally de Rafaela en su edición del año 2016. Y aunque su propietario aseguraba frente a las cámaras de la señal de TV El Garage que se trataba de un auto de origen alemán importado con esa carrocería, nos animamos a poner en duda su versión. Algo inspirado, especialmente en la caída del techo y las ventanas laterales traseras, en ciertos Ford de los primeros años de la posguerra, este automóvil es parte de la colección del Museo de Automóviles “Don Iris” de la ciudad de Villa María, en la provincia de Córdoba. O al menos lo era por entonces.

Fotos: Archivo Jorge Caviglia y Diego Sperattivaderetro recomienda los siguientes post relacionados:

Cuando Mercedes-Benz volvió a fabricar en la posguerra

Los Mercedes-Benz 170 de Prefectura

La tradición de pick-ups Mercedes-Benz nacionales

1.238 días, 1.238 furgones clásicos

1.107 días, 1.107 clásicos

12 Comentarios

  1. Creo que ya hubo una publicación con estos dos autos. Alguien había comentado sobre la imposibilidad de que los auxilios quedasen a una altura razonable por falta de lugar en los guardabarros y yo había sugerido esconderle las botellas al chapista cuando tenga que hacer los pasarruedas o algo así.

    Responder
    • Me referia a los pasarruedas de la coupé

      Responder
    • Efectivamente don entre ejes. Esta nota ya había sido publicada. Los ataques cibernéticos hicieron desaparecer cientos de notas de VadeRetro y los comentarios respectivos.

      Poco a poco intentamos volver a subirlas. Las «evergreen» que no tienen fecha específica las volvemos a programar como nuevas publicaciones, como este caso, las que corresponden a un día, fecha o aniversario específico las reprogramamos con la fecha original.

      Lo peor de todo es que lo que no podemos recuperar son los comentarios, así que encantados de que vuelvan a volcar los comentarios u opiniones que recuerden de cada una de estas notas perdidas y encontradas.

      Gracias

      Responder
      • Parafraseando a la interminable de Villa Cañàs: «el pùblico se renueva»

      • Muy lamentable por cierto. Aunque podria ser un buen ejercicio volver a generar los comentarios del patrullero, del Rastrojero y discutir otra vez si es arte o diseño industrial; si es que estos comentarios se perdieron.

  2. Las coupé, al menos algunas de ellas, fueron hechas por el hermano de mi abuela materna, el «Tío Mingo».
    Retiraba los chasis con su mecánica carrozados hasta el parante A de la planta de González Catán y los llevaba a su taller para terminarlos con esas carrocerías.
    Entre los recuerdos que me comentó, su hijo Guido, primo hermano de mi madre, es muy probable que algunas de ellas se hayan hecho en Lincoln, donde vivían en aquel entonces.
    Puede ser que los últimos trabajos de este tipo fueran hechos en el taller de Lavalleja al 600, entre Aguirre y Loyola. Este taller hoy en día sigue funcionando a cargo de su hijo y uno de sus nietos.
    En mi adolescencia, supe ir a barrer, cebar mate y ayudar en el desarme y armado de autos que allí había. Ahí mismo he visto fotos y cuadros de las coupé construidas, incluso la máquina de doblar chapa con la que le daba las formas.
    Mucha documentación estaba archivada en carpetas en la fosa de dicho taller; en una de las grandes inundaciones que solían darse en ese barrio se perdió la misma.
    El se dedicaba a hacer solamente el trabajo de chapa, no se quién o que empresa las terminaba con sus vidrios, tapizados , etc.
    Si puedo rescatar alguna otra información se les haré llegar.
    Saludos

    Responder
    • Paaa, súper interesante Pablo! Si rescatás algo y te dan ganas de contarlo, ya sabés…

      Responder
      • Sin dudas Diego. Otro dato que recuerdo es que las mismas eran construidas para los cargos dirigentes de la filial local.
        Abrazo

    • Que bueno Pablo. Tengo una. Me gustaría saber la historia

      Responder
  3. Me gustó mucho el convertible, muy bien logrado, según mi gusto.
    Ese buscahuellas pegado al parabrisas se veía bastante en las primeras
    kombi Volkswagen, si no me equivoco eran Hella.

    Responder
    • Era Helphos la marca, alemanisimos vecinos de las «Novedades a traves del Parabrisas»

      Responder
      • Siempre se aprende algo en VDR. No conocía la marca Helphos, gracias Alejandro.

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense