1.457 días, 1.457 motorhome clásicos

30/Sep/2023

Por segundo año consecutivo, colaboradores y lectores de VadeRetro participamos de la “Vuelta Olímpica de Buenos Aires”, una propuesta que un domingo de finales del invierno invita a dar una vuelta completa a CABA, contorneándola en bici, en un plan recreativo en el que nos mantenemos dentro de la “grupeta” pero con un objetivo muy particular: lo nuestro es “poner en valor” las ex plantas automotrices, la arquitectura vial, las casas de ex pilotos, los talleres de servicio, las concesionarias y las estaciones de servicio por donde nos lleva el recorrido, a la vez de “abrazar” al Autódromo porteño y avistar todo clásico o youngtimer que se nos atraviesa en el camino.

Este año repetimos con nuestro «Clementina», Alejandro Tasso (su auto es un Saab, su bici ni siquiera nórdica), Esteban Ibarra (bici Fiat, como corresponde) y este servidor en la caminada bici inglesa de paseo Coventry Eagle 1953 (blasonada constructora que cuenta con un Owners Club local integrado por esta bici y la moto Best of Show de Autoclásica del año 2017…). Al experimentado y heterogéneo trío se sumaron este año los «rookies» Pablo Arguinzoni y su primo, el valiente Miguel Lavena, presidente del Club Fiat Clásicos, apropiadamente montado en otra bici de la marca italiana.

Luego de bordear el Riachuelo y avanzar por la colectora de la Av General Paz, la organización de la «Vuelta Olímpica» eligió al Paseo de Versalles, en el barrio homónimo, como la parada de mitad de recorrido, para socializar, estirar las piernas y recuperar energías en base a los alimentos que cada participante llevaba. Nada de eso hicimos en aquel momento y seguimos con la mirada “caliente” avistando clásicos como una IKA Estanciera que atravesó la plaza y una van Dodge Ram 250 bautizada como “The Bratwürst” (La Salchicha Alemana). Carrozada como motorhome en EE.UU. y con evidentes señales de estar parada allí hace bastante tiempo, alguna condición fuera del orden hizo que la retuviera la comisaría 10ª de la Comuna 10, vecina a este espacio verde.

Fotos: Diego Speratti

1 Comentario

  1. Dada la habitual simpleza de estos vehículos yanquis, calculo que, una lavada, cambio de fluídos y cubiertas nuevas ya alcanzarán para volver a ponerla en la ruta (obviando, desde ya, los temas administrativos que la mantienen en estado de quietud), supongo que un par de importantes minions estarán dispuestos a proporcionarle algo de combustible, dada la propensión a chuparse todo lo que se le acerca

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS ARTÍCULOS…

¿Te gusta VadeRetro?

Invitame un café en cafecito.app

Invitame un café en PayPal

SE DICE DE MI…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense