Quiero ser deportivo

23/May/2017

v3

Dos Volvos, dos dueños, dos minutos, dos teléfonos, y dos líneas para contar acerca de este 242 GT con el que me crucé en uno de los tantos desayunos con amigos hace ya unas cuantas semanas.

Impecable por donde se lo mire y perteneciente a una rara versión destinada al mercado americano, este sedan dos puertas, hoy fetiche de todo «vintage drifter» representa la deportividad para la ascética marca de los autos más duros del mundo.

Y cuando decimos  «duros» no solo nos referimos a su proverbial resistencia al impacto, sino tambien a la resistencia al cambio… Cuadrados y orgullosos de seguir siéndolo, la escuadra y la regla aguantaron en Goteborg de manera estoica hasta bien entrados los noventa, cuando como decíamos en la nota del Fiat Coupe, la estetica del automovil se derretia al ritmo del sol californiano dando formas tan poco tensas como la panza de un espectador de un partido de la NFL.

v5

v4

Señores, aqui toda la deportividad que por ellos años y en cuestión de estética podía aplicar Volvo a sus autos. Si, ya se….es como ver a mi abuela con calzas de Spinning pero es lo que había… El correr de los años hizo prescribir el dudoso gusto de sus franjas asociadas a una carrocería tan poco deportiva y podemos años después permitirnos disfrutar sin culpas del desparpajo contenido con el que los suecos imaginaron su deportividad.

Salud a ellos y a nosotros por el encuentro casual entre dos suecas de ancas cuadradas.

v2

Últimas entradas de H. Charalambop... (ver todo)
Tags: 242 - GT - Pepino - Suecia - Volvo

MÁS ARTÍCULOS…

¿Te gusta VadeRetro?

Invitame un café en cafecito.app

Invitame un café en PayPal

SE DICE DE MI…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense