Días inolvidables para el Aston Martin Bulldog

30/Dic/2021

El superdeportivo Aston Martin Bulldog, restaurado por Classic Motor Cars Ltd (CMC) en sus instalaciones de Bridgnorth, Shropshire, en Inglaterra, consiguió en el mes de noviembre tres grandes hitos. El auto se hizo acreedor al título de “Restauración del año” en los premios del Royal Automobile Club británico, la empresa CMC fue galardonada como “Especialista del Año” en los «Octane Historic Motoring Awards» y, por último, el sábado 27 de noviembre este “one off” alcanzó los 260 km/h en una sesión de pruebas. La primera vez en más de 40 años que ha rodado a tales velocidades.

El Director de CMC, Nigel Woodward, se refirió a aquellos días de noviembre: “fueron realmente un torbellino. Ser merecedores de dos reconocimientos tan prestigiosos en el lapso de una semana es fantástico y es un gran tributo al equipo de CMC que ha trabajado duro en el auto durante los últimos 18 meses. Pero la cereza en el postre fue poder acelerar el auto hasta los 260 km/h en nuestro primer intento”.

Esos test privados con el auto se realizaron en la estación de la Real Aviación Naval en Yeovilton, Somerset. Esto fue parte de una serie de actividades de la Marina Real que develó el auto en el Hampton Concours, lo exhibió en la cubierta del HMS Prince of Wales, el más reciente de los portaviones británicos, y ofreció las instalaciones de su base de vuelos para las pruebas de velocidad a bordo del Bulldog.

Richard Gauntlett fue el supervisor de la restauración del superdeportivo y representando al billonario Phillip Sarofim, el propietario del vehículo, también hizo escuchar su voz: “ver al auto rodar como lo hizo por primera vez en 40 años es un sueño hecho realidad. Crecí junto al auto, tenía un poster de él en la pared de mi cuarto. No me alcanza la gratitud hacia el equipo de CMC por la dedicación que le puso al trabajo en este proyecto”.

Victor Gauntlett, el padre de Richard, era el gerente de Aston Martin en la época que se planeó este automóvil con la idea de que fuera el primer auto de producción en superar los 320 km/h, pero el proyecto fue finalmente abortado, a pesar de que el auto alcanzó los 309 km/h en 1980. Luego el auto fue vendido y desapareció por años, aunque de vez en cuando se tenían noticias sobre él. Fue comprado por el coleccionista norteamericano Phillip Sarofim dos años atrás.

La idea ahora es seguir con las pruebas y desarrollos que le permitan al Aston Martin Bulldog alcanzar los 320 km/h de velocidad final que se propusieron como objetivo en Aston Martin cuando nació este proyecto.

Fotos: Prensa CMCVadeRetro recomienda las siguientes notas relacionadas:

Pensando un poco

El Aston Martin Bulldog inició su restauración

1 Comentario

  1. Auto muy británico pero con cubiertas italianas…

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense