El mejor de los autos rojos

31/Ene/2011

esssssaaaa( Nota de archivo, Oktubre 2009)
Una vez finalizada la guerra y tomadas las instalaciones de Tatra por el nuevo gobierno comunista, se decidió dar forma a un nuevo automóvil de la marca, con el objeto de continuar la saga iniciada en los años treinta con los sorprendentes T77, T87 y T97.
Hans Ledwinka, mentor de la exitosa generación precedente y padre del T97 (fuente de inspiración para Ferdinand Porsche y su Volkswagen), estaba en prisión acusado por el régimen de haber colaborado con los nazis durante la guerra.

Hacia fines de 1946 se construye un prototipo que no convence del todo a la dirigencia y, tras varias reuniones, deciden visitar la celda de Ledwinka, para escuchar su opinión acerca del proyecto. Lo hacen y, luego de una larga charla, aceptan los consejos del «inventor», que consistían en aumentar la cilindrada del motor, reubicar los faros delanteros en los guardabarros, y mantener la típica aleta posterior (en esa época los ingenieros también diseñaban).

El resultado de esta charla se vio pocos meses después en el segundo y definitivo prototipo, que comienza su fabricación en 1948.

colorín colorado...
El Tatra 600 toma el nombre de Tatraplan por el plan económico implementado por el gobierno comunista al concluir la guerra. Algunos dicen que deriva también del vocablo (‘eroplan), aeroplano en la lengua local, pero viendo las publicidades de la época, nos inclinamos más por la primera opción. El Tatraplan es la maduración total del proyecto iniciado con los anteriores modelos, manteniendo la base de líneas puras con gran influencia de estudios aerodinámicos, motor dispuesto en posición trasera, refrigeración por aire, y seis asientos. Su recalibración y puesta a punto tanto dimensional como estética, dan como resultado este objeto de rara belleza. Declaraba un envidiable Cx de 0,32, una velocidad máxima de 130 km/h, y era impulsado por un motor posterior de dos litros y cuatro cilindros refrigerado por aire, que entregaba 52 CV.
Tenía además suspensión independiente en ambos ejes, ancladas en una estructura de chasis monocasco. Todo esto le confería grandes cualidades dinámicas que le permitieron participar exitosamente de varias competiciones en Europa y África, donde ganó su categoría en el Safari de 1953.

El Tatraplan, era sin dudas el auto familiar de concepción más moderna por esos años en Europa y quedará en la memoria como la excepción a la regla que decía que los autos de la «cortina de hierro» eran de pésima calidad. Hubo versiones derivadas, entre las cuales se destaca la Coupé Montecarlo de 1949 y una curiosa barchetta del mismo año. La fabricación sufre un cambio drástico en 1951, ya que el gobierno decide mudar su ensamble a la planta de Skoda, dejando a Tatra marginada a la producción de vehículos pesados.
Años después, Tatra retomaría la producción de automóviles con el T602 que estaba destinado solamente a los altos cargos del régimen comunista, y por ello hicieron un auto sobredimensionado, con estética muy barroca y cargada, alejándose por completo del concepto mostrado con el Tatraplan.

pavel nedved

Post relacionado:
El olvidado Hans Ledwinka

Últimas entradas de H. Charalambop... (ver todo)

8 Comentarios

  1. Muy buena la nota!! Ahora, no les parece un poco chistoso su nombre, le quedaria bien el nombre a un tambor infantil que bien puede ser un regalo de cumpleaños de compromiso.

    Responder
  2. Como siempre,muy buena nota..busqué info sobre Tartraplan en Google y sólo encontré info de T600.. T77, T87,T97 no he encontrado.. Hermoso auto,creo haberlo visto en alguna de las películas de Volver al Futuro.. Agradecida!aprendo con estas notas..

    Responder
  3. Error mío en mensaje anterior.. es Tatraplan!

    Responder
  4. Peor hubiera sido Tetraplan!

    Responder
  5. Hola, es la primera vez que participo. Me gustaría mucho saber qué otros proyectos concibió Hans Ledwinka y si finalmente tuvo al final de sus días algún reconocimiento a su contribución a la automoción. Muy bueno el post que habla de Ledwinka. Felicitaciones por el blog.

    Responder
  6. Mencionar Tatra es abrir todo un capítulo poco transitado: La industria automotriz en el este europeo. Al mismo tiempo es entrar en una época de pre y post guerra sumamente interesante. Hay para desarrollar lo de Tatra comparándolo con VW (el flat four y la suspensión trasera sobre todo), con el sagrado Saab, el Chrysler Airflow, los Studebakers circa 1947.
    También hubo algunos de motor delantero y algún sport de los cuales hay poca información.
    Y todo esto mezclarlo con una circunstancia política bastante extraña donde decidieron un auto para clase media alta en vez de hacer un Trabant super proletario.
    No se si para imprimir un volumen pero da para un rato largo…
    Me olvidaba: excelente nota!!!!

    Responder
  7. En Autoclásica 2010, tuve la suerte de estar atrás de algunos stand, particularmente del de aerodinámicos, armando los paneles y demás, por tal motivo me meti de lleno en conocer algunos datos más de este gran diseñador que sólo conocia por arriba…una increible historia de como nace un auto con un coeficiente tan bajo para la época y como el proyecto termina en manos nazis…y de ahi sale el escarabajo…
    Gracias Hernan por compartir esta info.

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES


¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense