Skoda presenta el Type 990 Hajaja

staff
1557276_koda-type-990-hajaja-foto-1
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

1557276_koda-type-990-hajaja-foto-1

A mediados de la década de los años 60, el emblemático Škoda 1000 MB con motor y tracción trasera fue uno de los autos con motor de un litro de capacidad cúbica más modernos del mundo. La versión básica del modelo, también conocido en la República Checa como ‘Embéčko’, era un sedán de cuatro puertas -aunque hubo planes para un coupé, un roadster y una versión familiar-. El único familiar producido, el Škoda Type 990 “Hajaja” (1963), puede verse hoy en la exposición permanente del Museo Škoda de Mladá Boleslav.

Tradicionalmente, los modelos familiares han jugado un rol importante en la gama de Škoda. El modelo L&K 110, que se ofreció a mediados de los años 20 con un módulo trasero intercambiable o combinable, es considerado como un pionero del segmento. Durante la semana, el vehículo podía ser utilizado como furgón de reparto por los comerciantes y, los domingos, se convertía en auto familiar para ir de excursión.

A partir de 1934, las versiones de vehículo comercial ligero de la serie de modelos Popular, con una capacidad de carga de 300 kg, se volvieron, valga la redundancia, tan populares que compañías conocidas, como Bat’a (la actual casa de calzado Bata) y Julius Meinl (cafeterías), empezaron a utilizarlas en su flota de vehículos.

A finales de los años 40, el auto familiar o “station wagon” se desarrolló en la marca checa, partiendo de carrocerías de furgonetas, basadas en el Škoda 1101/1102 “Tudor”. Además de un parabrisas significativamente mayor y un equipamiento más completo, se distinguía por su versatilidad interior. La zona de carga, de 1.490 mm de largo y entre 980 y 1.390 mm de ancho, se creaba plegando el asiento trasero. La versión de serie, que salió de las líneas de producción de las plantas de Vrchlabí y Kvasiny, fue precedida por numerosos prototipos.

El espacioso Škoda 1200 STW familiar se fabricó en Vrchlabí a partir de 1953; una versión modernizada – el 1201 STW – se produjo hasta octubre de 1961. Lo siguió el Škoda 1202 STW, que formó parte de la gama Škoda durante los siguientes 12 años.

Pero el modelo familiar más popular de Škoda fue el Octavia Combi. El primer prototipo se creó en septiembre de 1959 y, un año más tarde, el vehículo atrajo interés durante su estreno en Brno. De 1961 a 1971, 54.086 unidades salieron de la planta de Kvasiny. El modelo también tuvo demanda en el extranjero. En 1966, el 72% de todos los autos familiares producidos se destinó a exportación. A partir de 1997, la primera generación moderna de los modelos Octavia Combi dieron continuidad a este éxito.

koda-type-990-hajaja-foto-2

En la primavera europea de 1959, empezaron en Mladá Boleslav los ensayos del modelo Škoda 1000 MB, una de las mayores innovaciones tecnológicas en la historia de la compañía, que en esa época contaba con 65 años de antigüedad. Contaba con una innovadora carrocería autoportante, y la compañía rechazó el clásico diseño con motor delantero y tracción trasera y desplazó el motor hacia la parte trasera – un concepto que, en esa época, era moderno en todo el mundo. Al mismo tiempo, la planta de Mladá Boleslav se dotó de nuevas instalaciones productivas de última tecnología al nivel de los más altos estándares internacionales. En abril de 1964, el primer modelo de tipo sedán del 1000 MB salió de la línea de producción. Con la ayuda de las plantas de Kvasiny y Vrchlabí, la producción total de Škoda prácticamente se cuadriplicó en tan sólo diez años, entre 1963 y 1973 -de 42.550 a 162.208 unidades anuales-.

El Proyecto 990 NOV (nový osobní vůz -nuevo turismo-) lideró el camino hacia la producción del Škoda 1000 MB. Su desarrollo empezó en 1959 en Mladá Boleslav y, en octubre de 1961, se había producido una serie de cincuenta prototipos. Además de diversas variantes de la carrocería del sedán de cuatro puertas, también se trabajó en versiones de cuatro puertas alternativas sin parante B, similares al Škoda 1000/1100 MBX de serie que se lanzaría más tarde. También se creó un prototipo conocido como Škoda Type 990/991 Roadster, de disposición de asientos 2+2 y motor trasero.

En febrero de 1963, se completó la conversión del 34º prototipo de la serie NOV, que incluía un total de cincuenta vehículos. Un sedán con más de 31.000 kilómetros recorridos fue convertido en modelo familiar. Los diseñadores tuvieron que enfrentarse a la dificultad de montar el motor en la parte trasera, debajo del piso del baúl. El motor de cuatro cilindros en línea se colocó horizontalmente. Esta posición de montaje recibió el apodo “Hajaja”, que era el nombre de una serie de cuentos para dormir que podían escucharse en la radio de la época. A la derecha del motor, se situó un radiador de agua porque, a diferencia de modelos similares diseñados por competidores extranjeros, los modelos Škoda no contaban con refrigeración por aire.

La zona de carga era accesible a través de un portón que se abría hacia arriba. El modelo, de 4.150 mm de largo, 1.620 mm de ancho y 1.400 mm de alto, podía transporta objetos de hasta 1.600 mm. Su distancia entre ejes de 2.400 mm se correspondía con la de un sedán estándar. La posición del motor, detrás del eje trasero, dejaba espacio para un segundo compartimento de equipaje delante del vehículo, que al mismo tiempo servía de zona de deformación. El peso sin carga, de 811,5 kg, descansaba sobre el eje trasero en un 61%, aunque esta cifra baja hasta el 59,5% una vez totalmente cargado.

koda-type-990-hajaja-foto-3

Durante su programa de pruebas de tres semanas, durante el cual el prototipo completó cerca de 7.000 km entre mayo y junio de 1963, se registró un consumo promedio de 7,6 litros por cada 100 km. El motor de cuatro cilindros, con un desplazamiento de 988 cc y una potencia de 42 CV (31 KW) a 4.650 rpm, aceleraba el “Hajaja” hasta alcanzar una velocidad punta de 115 km/h.

Las ventajas del vehículo incluían su espacioso interior y su generoso espacio en los dos compartimentos para el equipaje. Sus puntos flacos eran la complejidad del montaje del motor debajo del suelo del baúl, que dificultaba considerablemente el mantenimiento. También había problemas con la refrigeración del motor de cuatro cilindros debido a la limitada cantidad de espacio disponible. Este fue uno de los motivos por los cuales se decidió no incluir el auto familiar en la gama de modelos. En vez de eso, Škoda se centró en lanzar la producción en serie del enormemente exitoso sedán, el 1000/1100 MB.

Entre 1964 y 1969, se entregaron 440.639 unidades de este modelo a los clientes. El único derivado del sedán de serie fue el atractivo modelo 1000/1100 MBX de dos puertas y sin parantes B (1966-1969: 2.517 unidades entregadas). Debido a la demanda de un modelo familiar práctico, el Octavia Combi fue producido hasta 1971.

Fotos: Prensa Skoda

koda-type-990-hajaja-foto-motor

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*