597, un todo terreno singular de Porsche

staff
img_5
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

img_5

En 1953, la convocatoria para participar en el concurso de lo que luego se convertiría en la Bundeswehr (Fuerzas Armadas Unificadas de la República Federal de Alemania) llevó a los ingenieros de Porsche a comenzar a trabajar en un vehículo todo terreno para los militares. El vehículo debía ser rápido, ágil y ligero, pero a la vez ofrecer la mayor capacidad de carga posible, además de ser adecuado para cualquier tipo de superficie, confiable y fácil de reparar. Junto con Auto Union (empresa que surgió en 1932 tras la fusión de Audi, DKW, Horch y Wanderer) y Goliath, una filial de Borgward, Porsche fue uno de los tres fabricantes alemanes que participaron en el proceso de licitación.

Los diseñadores equiparon el modelo 597 “Jagdwagen” con un motor bóxer de cuatro cilindros modificado proveniente del Porsche 356, ubicado en la parte trasera del vehículo. Entregaba unos 50 caballos de potencia que le permitían una dinámica de marcha impresionante a pesar de su concepción con las aptitudes todoterreno en mente: con un peso de alrededor de 870 kilogramos y una velocidad máxima de hasta 100 km/h, el Porsche 597 era extremadamente ágil para ser un vehículo militar.

img_3

El motor bóxer entregaba la potencia al eje trasero, a través de una caja de cambios sincronizada de cuatro velocidades con un comando para uso todoterreno. Su tracción delantera conectable hizo que el 597 fuera el primer vehículo con tracción en las cuatro ruedas que llevara el nombre de Porsche. En el modo de tracción total, superaba inclinaciones de hasta 65% a apenas 1.000 rpm.

El “Jagdwagen” también podía usarse en ríos y lagos: su carrocería monocasco podía flotar sobre la superficie del agua. Como resultado, fue producida una versión inicial del vehículo sin las puertas de acceso convencionales.

En enero de 1955, los fabricantes presentaron los primeros prototipos al gobierno alemán en el aeródromo de Bonn/Hangelar, donde demostraron la tremenda capacidad de sus vehículos. El Porsche “Jagdwagen” generó un gran interés y durante los meses siguientes también se presentó en las bases militares británicas y francesas en Alemania. Una audiencia experta en automóviles tuvo la oportunidad de ver el último desarrollo del Porsche 597 en el Salón del Automóvil de Ginebra, en marzo de 1955.

img_4

Durante los siguientes años Porsche trabajó para desarrollar el 597 y prepararlo para la producción en serie. La versión fabricada desde finales de 1957 presentaba un frente más inclinado y añadía cuatro puertas de chapa. A pesar de las exitosas pruebas, sólo permitieron a Goliath y Porsche producir otras 50 unidades para que hiciera pruebas la Bundeswehr, que fue fundada oficialmente el 12 de noviembre de 1955. Debido a razones financieras y políticas del mercado laboral, el contrato se le adjudicó a Auto Union, en Ingolstadt, que acabó produciendo el DKW Munga, lo que provocó que Porsche detuviera el trabajo que estaba haciendo en este proyecto.

En total, Porsche fabricó 71 unidades de este primer vehículo todoterreno. Sólo alrededor de 50 de ellos existen aún, lo que hace que el ‘Jagdwagen’ sea un modelo poco común. Hoy en día, la mayoría de los propietarios del 597 están inscritos en el Registro de Jagdwagen de Porsche e.V., probablemente el Club Porsche más pequeño del mundo.

Fotos: Prensa Porsche

img_2

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*