Brooklands celebró los récords de velocidad en tierra

8/Jun/2022

Multitudes convergieron en el Museo Brooklands, ya que fue sede de la jornada de celebración de los récords de velocidad terrestre. La velada fue organizada en conjunto con el National Transport Trust y el National Motor Museum de Beaulieu el pasado martes 17 de mayo, exactamente 100 años después de que la pista de Brooklands fuera el lugar elegido para marcar un nuevo récord. Este evento de celebración contó con la presencia de cinco vehículos de récords de velocidad e incluso se unió al programa Andy Green OBE, el actual poseedor del récord mundial de velocidad terrestre. Sin embargo, el foco del día también estuvo puesto en el emocionante futuro de la movilidad y el papel de los récords de velocidad en tierra para inspirar a las nuevas generaciones.

Cuatro escuelas se unieron al público para el evento, que pudo resaltar la rica historia de innovación del Reino Unido y el increíble potencial del conocimiento y las carreras del Sistema STEM (Science, Technology, Engineering, Mathematics). La mañana dio lugar a la puesta en marcha y la acción para los cinco autos que establecieron récords, un espectáculo fantástico que también proporcionó el contexto para entender la impresionante velocidad a la que ha avanzado la tecnología.

Por la tarde, los asistentes fueron invitados a un panel de discusión con Andy Green y representantes de McLaren Automotive y McMurtry Automotive. Junto a Don Wales, nieto de Sir Malcolm Campbell, leyenda de los récords de velocidad, el panel discutió la importancia de proyectos técnicos ambiciosos como el récord de velocidad en tierra para ampliar los límites, mejorar el futuro de la movilidad y ayudar a abordar asuntos como la crisis climática. La discusión también cubrió la historia, la destreza de la ingeniería y la innovación asociada con el récord de velocidad en tierra, y cómo puede sentar las bases para los vehículos de hoy y la movilidad del mañana.Como lugar de nacimiento del automovilismo y la aviación británicos, el Museo Brooklands fue el lugar perfecto para albergar el evento, ya que la búsqueda del récord de velocidad en tierra a menudo combinaba lo mejor en tecnología automotriz y aeroespacial.

Hace exactamente cien años, un Sunbeam de 350 caballos de fuerza estableció un nuevo récord de velocidad en tierra, al conseguir una velocidad para el kilómetro lanzado de 215,2 km/h, el último récord logrado en una pista cerrada, antes de limitarse a usar autopistas, playas o salinas. El récord fue inmortalizado en una obra del eximio pintor Gordon Crosby, que representa al Sunbeam corriendo “contra” el tren que pasa de fondo. Los asistentes al evento del martes fueron testigos de una recreación de la vida real de la pintura, con el mismo Sunbeam que rompió el récord y la locomotora a vapor Mayflower pasando detrás. Otros cuatro vehículos poseedores de récords de velocidad en tierra se colocaron a lo largo de la recta final, lo que resultó en una impresionante exhibición de autos concebidos para ser los más rápidos de sus tiempos. A los invitados del día se unió Kenelm Lee Guinness, nieto de su tocayo, el conductor del Sunbeam en el récord de 1922.

Con una velocidad de 1.227,9 km/h conseguida a bordo del ThrustSSC el 15 de octubre de 1997, Andy Green ha viajado por tierra más rápido que nadie en la historia. Este increíble récord, con el primer vehículo terrestre en superar la “barrera del sonido”, se ha mantenido durante más de 24 años y el público asistente estaba encantado de escuchar la historia de Andy de primera mano, descubriendo los asombrosos esfuerzos del equipo del ThrustSSC.Como parte de la dedicación del Museo de Brooklands para promover y habilitar la educación técnica, recientemente estableció la Academia de Innovación de Brooklands. Con la primera generación cursando clases desde comienzos de este año, la academia enseña e inspira con seminarios y experiencias prácticas con aplicaciones del mundo real.

Tamalie Newbery, directora del Brooklands Museum, declaró: “tener cinco de estos increíbles vehículos juntos, junto con el actual poseedor del récord de velocidad terrestre, Andy Green, fue absolutamente fantástico. Hace cien años, el récord lo estableció aquí mismo en Brooklands un Sunbeam de 350 caballos de fuerza. Si bien la celebración de la historia y los logros de esos innovadores es de lo que se trata el Museo Brooklands, también miramos hacia el futuro y hacia los jóvenes de hoy. Compartir estas hazañas impresionantes con los estudiantes de la escuela lo hizo aún más especial. El panel, en particular, fue extremadamente interesante y fue fascinante ver cómo algo como el récord de velocidad en tierra ha tenido un impacto en los vehículos que manejamos hoy, los que conduciremos, o los que nos conducirán, en el futuro y cómo el mismo espíritu de iniciativa empresarial, innovación y esfuerzo personificado por Brooklands está permitiendo estos avances. Un enorme agradecimiento a todos los que hicieron posible la celebración y a los que asistieron”.

Fotos: Marc Bow

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense