Los guardianes de los tesoros de Opel

13/Jun/2022

En el edificio K6, sede de la colección histórica de Opel, no sólo brilla el sol: los tesoros de la movilidad mantienen viva la llama del entusiasmo. En ningún otro lugar se pueden vivir los 160 años de historia de la empresa de una forma tan intensa y positiva como aquí.

Leif Rohwedder se sienta de forma enérgica tras el enorme volante de un auto de carrera de 260 caballos. Este imponente vehículo, conocido como el “Monstruo Verde”, es una de las piezas más valiosas del tesoro de Opel Classic, que dirige este alemán del norte desde febrero. Es el cuarto director en la historia de Opel Classic, como guardián de la tradición de la marca de Rüsselsheim.

“Los autos clásicos siempre han sido mi pasión. Y Opel es una de las marcas más apasionantes y con mayor tradición en nuestro sector», relata Rohwedder, que llegó en 2016 a Opel procedente de la redacción de la revista AutoBild. Como periodista y encargado de la estrategia de comunicación, ha sido responsable de comunicación visual en el departamento de prensa de Opel durante seis años antes de pasar a Opel Classic. La historia de la tecnología también juega un importante papel en su tiempo libre. Por ejemplo, imparte conferencias para la AHG (la Sociedad Alemana de Historiadores del Automóvil), escribe artículos, documentales e incluso libros; como el galardonado “Autoboote” (“Autos-barco”).En el libro, Rohwedder también cuenta la historia de la “Opel II”, la espectacular lancha rápida de 520 CV de Fritz von Opel. Para su gran pesar, se perdió en 1929 y, por lo tanto, no forma parte de la colección de Opel. Sin embargo, en la colección hay otras muchas joyas que lo compensan, como uno de los primeros automóviles Opel “System Lutzmann”, un “auto de médico” de color rojo intenso de 4/8 CV o el Kapitän de 1956 engalanado con auténtico oro. Y prototipos únicos como los Experimental GT, GT/W Genève, Frogster, Trixx o Monza Concept, por nombrar alguno de tantos. Los autos de carrera más famosos, como el Cliff-Calibra y el Ascona 400, campeón del mundo de rallies con Walter Röhrl, también forman parte de la colección Opel Classic.

Si se cuentan los modelos seleccionados y los de transporte logístico, la colección cuenta con casi 600 autos y camiones. Además, hay bicicletas, bólidos de competición, motos, máquinas de coser, heladeras Frigidaire, maquetas a escala, trofeos, carteles publicitarios y un motor de avión Opel magníficamente restaurado.

Este año Opel celebra su 160º aniversario y, para conmemorar este aniversario, Opel Classic ha preparado un regalo especial para todos los aficionados y amigos de la marca. Todo aquel que lo desee, puede profundizar en la historia de la compañía con el recorrido temático “160 años de Opel” al que se accede desde la página web opel.com/opelclassic. Permite conocer desde las primeras máquinas de coser y bicicletas “made in Rüsselsheim” hasta el actual Opel Mokka-e. “El tour bilingüe ‘160 años de Opel’ ofrece unas perspectivas sobre Opel completamente nuevas para todos los interesados”, afirma el nuevo Director de Opel Classic, Leif Rohwedder. El recorrido del aniversario se ha desarrollado con una gran atención en cada detalle, lo que permite a los visitantes online observar los objetos expuestos desde cualquier ángulo.

Rohwedder ha tomado el relevo de Uwe Mertin, que merecidamente se ha jubilado recientemente. Mertin ha dirigido Opel Classic a lo largo de diez años. “Muy probablemente han sido los diez mejores de los casi 30 años que he trabajado en GM y Opel”, expone Mertin. Pero también desarrolló su carrera en otros apasionantes cometidos, como su puesto de responsable de relaciones públicas de las marcas estadounidenses de General Motors en Europa.¿Cuál ha sido la experiencia más impresionante de Mertin en Opel Classic? «Para mí, el evento más bonito con vehículos históricos ha sido la celebración del 50º aniversario del Opel GT en 2018, que organizamos junto con la Federación de clubes europeos del Opel GT”. ¿Cuál es tu auto clásico favorito? “El Sport Roadster de 1,8 litros con el encantador apodo de ‘Moonlight Roadster’. De las 51 unidades producidas, en la actualidad, sólo existen tres en estado original”.

Mertin fue nombrado miembro honorario del mayor club Opel en Alemania, el “Alt-Opel-IG”, en diciembre de 2020. Acaba de adquirir un nuevo vehículo para su “activa y ocupada” jubilación: además de un Corvette C2, ahora también tiene un Opel Senator 3.0i 24V de 1991. “Pertenecía a un antiguo director de la planta de Kaiserslautern. Ahora soy yo su orgulloso segundo propietario”, expone con gran felicidad Mertin mientras comparte con entusiasmo las impresionantes especificaciones de esta berlina: 204 CV, 270 Nm y 235 km/h de velocidad máxima. Por supuesto, esto no lo pone a prueba en la carretera cuando los fines de semana sale a disfrutar de los recorridos de la comarca del Rhin.

Cuando Mertin llegó a Opel Classic se hizo cargo de una casa bien cuidada, dado que las actividades de clásicos de Opel con su configuración actual se establecieron en 1990 de la mano del antiguo portavoz de prensa Heinz Zettl. Le siguió en 2008 Wolfgang Scholz, también ya jubilado, como segundo responsable de Opel Classic, que es como se llama a esta división desde 2004.

En el equipo actual de Leif Rohwedder también está Katrin Obry, que desde 2001 es la responsable de los temas de prensa de Opel Classic, ya sea en la concentración de clásicos Opelvillen de Rüsselsheim o en los rallies para autos clásicos como la Lake Constance Classic o la Paul Pietsch Classic. Además, en el taller un experimentado equipo de mecánicos se ocupa de los vehiculos clásicos con un profesional mantenimiento y muchos cuidados especiales.

Fotos: Opel Classic

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense