Palmas para el techo y una mascota de carne y hueso

2/Feb/2022

Algo novedoso en techos para autos propusieron George R. Waharff, de Old Orchard Beach, estado de Maine y Joseph Fossar, de Florida, EE.UU. En el viaje que realizaron durante los años 1921 y 1922 perdieron parte de su techo de lona, y decidieron suplantarlo con hojas de palma sobre la misma estructura de la capota, solución que parece responder a los propósitos de impermeabilizar, proteger del sol y aislar el habitáculo de las temperaturas extremas.

Como no contaban con mascota de radiador a bordo de su Chevrolet, estos personajes fueron acompañados durante la travesía por Gyp, compañero de aventuras que en el momento de la escala en Washington D.C., en febrero de 1922, hace exactos 100 años, llevaba viajando 10.000 millas (16.000 km) recostado sobre el guardabarros delantero, tal como se lo ve en la foto.

Foto: National Photo Company Collection/LOC

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense