Skoda Classic Tour 2022: las mejores horas extra

26/Sep/2022

Un suceso donde confluyen el fanatismo de los checos y las checas por los autos clásicos en general y la historia de su industria en particular y una propuesta empresarial innovadora, que pone en valor este amor por el automóvil del colectivo que conforma su capacitado personal.

El Škoda Classic Tour es un rally de autos antiguos pergeñado para el staff de empleadas y empleados del fabricante checo. Está abierto a automóviles construidos hasta 1993, que es el año representado entre los vehículos de fabricación propia por los modelos Favorit y Forman. En las antípodas, el vehículo más antiguo de este año fue un Laurin & Klement 110 de 1926. El recorrido de rally de precisión comprendió cerca de 130 kilómetros de calles y caminos, donde la regularidad es más importante que la velocidad, y que incluyó un tramo por dentro de las instalaciones centrales de Škoda.

Una vez más, el primer fin de semana de septiembre en Mladá Boleslav fue un momento y un lugar especial para el personal de Škoda y sus automóviles clásicos, con 230 de ellos saliendo del Museo Škoda para el Škoda Classic Tour. Y a partir de aquí vamos a familiarizarnos con algunos de ellos:“Mi novia y yo nos lo tomamos con calma, disfrutando del campo y desconectando del ajetreo y el bullicio de la vida cotidiana. ¡Por eso lo disfrutamos tanto!”, comentó Pavel Borecký, que trabaja como bombero y técnico del Servicio de Bomberos y Rescate de Škoda, resumiendo una característica común de las tripulaciones del Škoda Classic Tour.

Condujo todo el derrotero en un Škoda 120 L de 1988. Pavel recibió este auto de amigos que lo habían heredado, en su estado original y con poco kilometraje, por lo que no necesitó ningún trabajo importante. Este año ya ha participado en el Bohemia Veteran Rally, y esta es la segunda vez que participa en el Škoda Classic Tour junto con su novia, que es la responsable de la navegación. “El año pasado nos perdimos estar entre los tres primeros en una de las etapas por unos segundos, pero nuestro puesto 22 en general entre casi 200 participantes fue bastante bueno”, recuerda Borecký.

También adelanta que el evento del año próximo puede representar una novedad para el equipo familiar. “Mi novia se compró un Škoda Favorit. Todavía hay que hacerle algunas reparaciones durante el invierno, pero espero que lo vean el próximo año”, confiesa con entusiasmo Borecký.“Una vez, en la escuela secundaria, estaba hojeando la revista Motor Journal y había un artículo sobre el aniversario de la fabricación del Spartak. Soñé con lo agradable que sería tener un auto así. Más adelante en el tiempo, nuestro capataz se enteró de mi sueño y dijo que si realmente quería uno, tenía uno a la venta”, cuenta Marek Kubín, describiendo cómo llegó a sus manos el Škoda 440 “Spartak” de 1956.

A partir de allí pasó dos años restaurando el vehículo y este año lo llevó al Škoda Classic Tour por séptima vez. Siempre termina en la mitad inferior de los resultados. “No participo por la competencia. El recorrido siempre es muy interesante y conduzco lentamente a través del hermoso paisaje, absorbiéndolo todo”, explica Kubín, que se encarga del ensamblado de carrocerías en Škoda Auto y ha dedicado gran parte de su tiempo libre en los últimos años a otro modelo histórico: un Škoda 430.Petr Mates entró en el Škoda Classic Tour con el automóvil más joven permitido. El programador de máquinas de Control Numérico es propietario de un Škoda Favorit de 1993. Compró el auto hace ocho años cuando buscaba un pasatiempo para su tiempo libre. Inmediatamente después de comprarlo, cambió los guardabarros delanteros y arregló detalles mínimos del auto.

“Para mejorar el aspecto del auto, utilicé algunos accesorios que eran fáciles de instalar, en particular luces adicionales o las llantas de aluminio”, dice Petr Mates. En el futuro ya tiene planes de hacer un desarme y revisión completa. Sólo conduce el automóvil a encuentros y eventos, como el Rally Nacional Favorit/Forman organizado tradicionalmente por el club checo Favorit. Esta es la cuarta vez que Peter Mates participa en el Škoda Classic Tour. “En 2020 terminé tercero en la general, que es mi mejor resultado hasta la fecha”, nos recuerda su medalla de bronce en el automóvil.Como es sabido, un rally de precisión es un trabajo de equipo y es muy importante para el éxito la persona que viaja sentada en la butaca derecha. “No sólo estás guiando al conductor a lo largo de todo el recorrido y asegurándote de no pasar por alto ningún punto de control, sino que también eres responsable de desplazarte sin problemas en el tiempo definido por los organizadores”, dice Veronika Ziegaus. En Škoda Auto, dirige el Departamento de Estrategia de Marketing y Contenido Internacional de la marca y emprendió la ruta como copilota en un Škoda 120 GLS.

Aunque esta no es su primera vez en el Škoda Classic Tour, estudia muy detenidamente el roadbook antes del inicio, ya que cada año no sólo hay un recorrido diferente, sino también nuevas pruebas. Ella solo tiene palabras de elogio para la masa de participantes. “Fue una experiencia asombrosa e impresionante, y bien organizada, se podía ver que muchos Škodians tienen una gran relación con la empresa y su historia, así como su amor por los propios automóviles. Nuestro departamento está ayudando a dar forma al futuro de la marca Škoda, pero su pasado es verdaderamente asombroso e importante desde mi punto de vista, por lo que me alegra que lo conmemoremos de esta manera todos los años”.

Fotos: Prensa Škoda

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense