1.259 días, 1.259 clásicos

28/Ene/2021

Si las series de deportivos XK (120, 140 y 150) y E-Type fueron coupés y convertibles muy longevas, de extensa vida industrial y comercial, más aún lo fueron las llamadas XJS que aparecieron en 1975 para reemplazar al mencionado E-Type y se produjeron hasta 1996, en las vísperas de la aparición en la línea sucesoria del XK8/XKR.

20 años y 7 meses fue el lapso que el XJS se mantuvo en producción, y se llegaron a completar 115.413 unidades del mismo. Para mantenerse vigente, este gran turismo de orientación lujosa cuyos bocetos iniciales los desarrolló el legendario especialista en aerodinámica Malcolm Sayer (firma apostillada en el C, junto a Haynes y Knight, en el D y en el E-Type), tuvo a lo largo de su vida tres reencarnaciones, siempre con el motor V12 en el frente, el mismo propulsor que se había ofrecido en opción en la interpretación final del E-Type.

El XJ-S Mk I se ofreció sólo en formato coupé, sobre la plataforma del sedán XJ, con el V12 de 5,3 litros y distintas variantes de caja automática, junto a algunos ejemplares con caja manual, entre 1975 y 1981.

La renovación llegaría en 1981 con los retoques estéticos exteriores e interiores que caracterizan al MK II que estuvo vigente una década. En 1983 aparecería la opción de montarle un motor de 6 cilindros y también la variante convertible/targa. Otro año bisagra en la historia del XJ-S sería el de 1988, cuando aparecieron las variantes XJS-R con un V12 potenciado de 5,3 litros desarrollado por JaguarSport, llevado al año siguiente a 6 litros. También en 1988 aparecía el convertible tradicional, modelo que potenciaría el éxito comercial de este modelo, especialmente en mercados como el de Estados Unidos.

La tercera y última serie de XJS aparecería en 1991 y abandonaría la linea de montaje de Coventry en 1996. Entre los cambios mecánicos, la opción de seis cilindros la ocupaba el block AJ6 con 4 litros de capacidad cúbica y, a partir de 1992, el block de 12 cilindros ofrecía 304 caballos con una cilindrada de 6 litros. Frenos de discos convencionales en el eje trasero reemplazaban a los anteriores ubicados a la salida del diferencial y se renovaba la oferta de transmisiones.

A esta generación pertenece el XJS V12 que vemos aquí, habitual habitante de la rambla de Colonia en la temporada veraniega. Además de los detalles cosméticos, lo que más caracteriza a estos Mk III son las enormes luces traseras horizontales, tan a la moda en los años 90. En el caso de las coupés las ventanillas laterales traseras más extendidas achicaban la superficie del característico parante trasero.

Con su instrumental en millas, signo inequívoco de haber sido importado con algún uso desde Estados Unidos, y equipado con caja automática, este youngtimer se encuentra casi en su hábitat, en la costanera y rodeado de algo de palmeras, lo mismo da con un Mar Caribe turquesa o con nuestro marrón limo rioplatense de fondo.

Fotos: Diego Speratti

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense