K70, el primer VW de la era moderna

staff
Volkswagen K70 – a classic from Salzgitter
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Desde el el lanzamiento del Escarabajo hasta la Kombi, el 411 y otros modelos, Volkswagen construyó todos los autos alrededor del esquema tradicional hasta entonces, conformado por el motor bóxer refrigerado por aire montado en la parte posterior. Esta solución ofreció tremendos beneficios, pero estaba claro para fines de la década de los años 60 que el futuro demandaría un cambio conceptual. Así fue que en octubre de 1970, Volkswagen presentó el modelo que encontraría el tono en las siguientes décadas.

Aunque no se importó en Sudamérica ni oficialmente en todo el continente americano, el sedán Volkswagen K70 marcó un cambio dramático en la orientación de la compañía. Desarrollado por NSU, el pequeño fabricante alemán que había sido adquirido por VW en 1969, el K70 lucía una silueta limpia y clásica con un motor de cuatro cilindros en línea, refrigerado por líquido, ubicado en el frente y trasladando su energía a las ruedas delanteras.

K70 (1970)

En esa época, NSU y otros fabricantes estaban experimentando con otros tipos de motores y disposiciones, incluyendo los rotativos, los motores Wankel que podían ofrecer la mejor combinación de potencia y eficiencia. El K70 era un sedán algo más chico que el NSU RO80 pero, sin embargo, ofrecía un amplio espacio interior y capacidad en el baúl para su tiempo, junto a una gran distancia entre ejes y una suspensión independiente que consolidaban su comportamiento dinámico destacado. Los 70 caballos del motor de 1,8 litros eran adecuados para la época, aunque el K70 no tenía un perfil deportivo.

Uno de los mayores énfasis puestos en el desarrollo del K70 era en la seguridad pasiva y activa. Elementos como el compartimiento de pasajeros reforzado, zonas de deformación en el frente y la cola, el tanque de combustible en la parte trasera protegida y la base para los cinturones de seguridad en todos los asientos completaban nuevos estándares para el segmento.

Construido en una nueva planta en Salzgitter, en el norte de Alemania, el K70 fue anunciado como “el nuevo Volkswagen, diferente a todos los hechos hasta el momento”. Aunque era innovador, el K70 no fue un éxito de ventas, pero sentó las bases para que Volkswagen desarrollara el Golf y el Passat. Y 50 años después, su diseño ha envejecido con gracia para convertirse en un verdadero clásico para los coleccionistas alrededor del mundo.

Uno de ellos es Karl-Günter Queisser, de 79 años, quien por si fuera poco comenzó su vida laboral junto a Volkswagen como pintor en la planta de Salzgitter en el año 1970. Recuerda aquellos primeros años muy bien, un tiempo convulsionado y de transformación. “Era realmente algo especial”, comenta, recordando la era del K70.

Enseguida se convenció del auto con el motor delantero refrigerado por agua, sus cuatro puertas y su espacioso interior y baúl. Compró su primer K70 en 1971. Hasta entonces, había estado manejando un Escarabajo y el cambio era un salto cualitativo. Después de haberse desplazado en tres K70 diferentes, llegó el día en que un Golf se mudó a su garage. “El mundo se sigue moviendo”, resume el personaje, que generalmente aprecia el cambio y disfruta la experiencia.

Hoy en día, Karl-Günter alterna entre un K70 LS y un Golf VIII. Cuando compró el K70, alcanzó un sueño y normalmente participa en rallies y viajes organizados con su clásicos. En septiembre, una excursión lo llevó a las puertas de su antiguo lugar de trabajo en Salzgitter. Con el club de fanáticos, querían no dejar pasar la fecha y festejar el medio siglo del K70 con un tour y eventos especiales. Desafortunadamente eso no fue posible en vista de la situación sanitaria de esta temporada. Alternativamente, lo celebró con un pequeño grupo de personas de Salzgitter y recordó una época muy especial. Más y más empleados de la planta se detenían ante el inusual vehículo y su antiguo colega Queisser respondió con entusiasmo todas las inquietudes de los curiosos.

Fotos: Prensa VW

VW 412 and K70

VW K70

4 Comentarios, RSS

  1. Que hermoso auto y que bien le han pasado los años. ¡tracción delantera!
    Gracias al staff de vaderetro, son una fuente diaria de masajes al recuerdo y al buen gusto de ellos.

  2. Adolfo @

    Muy lindo auto. Que tarde, en el tiempo, llegó la tracción delantera y la refrigeración por líquido a VW.

  3. Horacio Moyano @

    Mirando el motor descubro que las tapas de balancines son casi idénticas a las de los motores NSU 1000, 1200 y TTS. Esto sin dudas nos recuerda el origen genético del auto.

  4. Punta y Taco @

    No puedo evitar la comparación con el NSU Ro8o.

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*