Restaurado, el Mercedes de la Targa Florio 1924 volvió a la ruta

7/Jul/2024

A principios de la década de los años 20, la Targa Florio era una de las principales pruebas europeas de automovilismo. Le ofreció a las empresas alemanas una oportunidad importante, ya que después de la Primera Guerra Mundial fueron inicialmente excluidas de participar en el Campeonato de Europa para autos de Grand Prix. Mercedes y el piloto Max Sailer obtuvieron el segundo puesto en la general en 1921 y Giulio Masetti, un piloto privado italiano, ganó la prueba siciliana con un Mercedes en 1922.

En 1924, la marca volvió a competir con un nuevo auto de carreras. Este vehículo se basó en diseños de Paul Daimler. Ferdinand Porsche, director técnico y director de desarrollo de Daimler-Motoren-Gesellschaft desde abril de 1923 en adelante, lo desarrolló hasta el punto de dejarlo listo para competir al más alto nivel.El equipo de carreras viajó de Stuttgart hasta el sur de Italia con cuatro autos de 2 litros trasladados ​​por sus propios medios. Mercedes inscribió tres de estos bólidos en la Targa Florio y la Coppa Florio. Lo más destacado fue la pintura roja, que en realidad estaba reservada a los vehículos italianos: de esta forma pensaban evitar posibles intervenciones de los aficionados italianos contra los autos forasteros durante la competencia. En aquella época los autos de carrera alemanes solían estar pintados de blanco.

El piloto oficial de Mercedes, Christian Werner, ganó la Targa Florio completando una distancia de 432 kilómetros (cuatro vueltas de 108 kilómetros cada una) con el auto número 10, con un tiempo total de 6:32:37. Fue la primera victoria en la Targa Florio para un piloto nacido fuera de Italia. Werner también lideró al equipo en un memorable 1-2-3 en la categoría de autos con una cilindrada de hasta 2 litros. En la clasificación general, Christian Lautenschlager (número 32) terminó en el puesto 11º y el célebre Alfred Neubauer (número 23) en la 16ª colocación. El equipo Mercedes recibió la Coppa Termini como mejor team de fábrica. Werner le puso entonces la guinda al pastel: hacía falta una vuelta más para la clasificación de la Coppa Florio. El piloto oficial de Stuttgart también ganó esta prueba con un tiempo total de 8:17:1 horas. Sus compañeros terminaron 9º (Lautenschlager) y 13º (Neubauer).En 2022, Mercedes-Benz Classic se propuso llegar al centenario del auto que forma parte de su propia colección, restaurándolo de la forma más auténtica posible. Se trata del vehículo con el que Christian Lautenschlager completó la Targa Florio en 1924. La máquina ganadora de Werner no ha sobrevivido hasta nuestros días.

Luego de retirar el auto del Museo Mercedes-Benz le siguió un minucioso análisis del inventario y una extensa búsqueda en el Archivo Clásico de Mercedes-Benz, la “memoria” de la marca. Los dibujos técnicos originales y las fotografías históricas son fuentes cruciales para la restauración. Entre los aspectos primordiales del proyecto se destacó la reparación del motor sobrealimentado: esta incluyó trabajos de soldadura en la carcasa, repaso de los árboles de levas originales y restauración de uniones con las roscas híbridas propias de la época.La carrocería del auto de carreras, había sido reformada por un propietario privado en la década de los años 20. En el reciente proceso fue restaurada según los planos históricos hasta devolverla a su estado original. El análisis detallado de los pequeños restos de la pintura original proporcionó información sobre la combinación de colores y el método de pintura en 1924. El auto de carreras se repintó a mano con un pincel y pintura al óleo de linaza.

En cada etapa, los expertos del Classic Center y los proveedores externos preservaron al máximo la sustancia original. Por ejemplo, bajo la pintura siguen siendo visibles las huellas de modificaciones pasadas de la carrocería y se conservan componentes originales muy sensibles. Por ejemplo, una reproducción fiel del volante de 1924 sustituirá al original en las salidas del auto previstas para esta temporada.

En abril de 2024, el Mercedes 2 Litros completó su primera salida tras la restauración, girando en la pista de pruebas de la planta de Mercedes-Benz en Untertürkheim, Alemania. Allí mismo se construyó el vehículo 100 años atrás, en el taller de competición. Y desde allí partió en 1924 su viaje a Sicilia, que culminó con uno de los mayores éxitos en los 130 años de historia de Mercedes-Benz en las carreras.

Fotos: Prensa Mercedes-BenzVadeRetro recomienda las siguientes notas relacionadas:

El Austro-Daimler ADS R y su apuesta en la Targa Florio

Bugatti y su lustro dominando la Targa Florio

80 años de la victoria de la Maserati 6CM en la Targa Florio

A 80 años de la victoria de la Maserati 4CL en la Targa Florio

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS ARTÍCULOS…

¿Te gusta VadeRetro?

Invitame un café en cafecito.app

Invitame un café en PayPal

SE DICE DE MI…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense