Rahna, reina del automóvil francés

5/Ene/2022

Estrella del espectáculo, sin llegar ni de cerca a la popularidad de vedettes como la Mistinguett ni la de su contemporánea Josephine Baker, la actriz y bailarina Mademoiselle Rahna no perdía ocasión de demostrar su amor por el automóvil en cualquier circunstancia. No dudaba en posar con diversos automóviles, conducirlos y participar de competencias para artistas o de jornadas femeninas como las que se organizaban en la década de los años 20 en el autódromo de Montlhéry.

Como personaje mediático no son pocas las imágenes que se conocen de Mella Rahna, muchas de ellas dentro del acervo de la Biblioteca Nacional de Francia. La imagen más antigua de la Señorita Rahna y un automóvil, es aquella en la que esta artista aparece sentada a bordo de un pequeño Citroën en el Parque de los Príncipes parisino, en mayo de 1924, cuando se celebró el Campeonato de Artistas en Automóvil. Por ese entonces, el espacio deportivo en la periferia de «la ciudad luz» era reconocido por su velódromo con sus curvas peraltadas, y por el espacio «verde» en su interior que era aprovechado para la práctica de otros deportes como el rugby, el fútbol y el atletismo. El mismo evento la volvió a convocar en junio de 1926, al que Rahna asistió a bordo de su Citroën, que también ubicó en la pelouse del velódromo. La podemos ver allí posando por delante de su pequeño automóvil.Ya en 1927, el 28 de mayo, asistió a un evento de globos aerostáticos pilotados por mujeres en el Aero Club de France en St Cloud, y allí se dejó fotografiar junto a un Talbot. El 12 de junio, Rahna se desplazó a las afueras de la París para participar en una jornada femenina de automovilismo en el circuito de Montlhéry, otra vez a bordo de un Citroën, sobre el que posó parada sobre el capot. Una semana después la convocatoria fue el Campeonato de Artistas en Automóvil en el Parque de los Príncipes, en el que Rahna fue fotografiada sobre otro Talbot.

También en el Parque de los Príncipes, un espacio muy frecuentado por la nobleza y la burguesía francesa, la vemos participando en una habilidad conductiva sobre una Bugatti con una singular carrocería, y en aquella jornada del 15 de junio de 1928, volvió a repetir sus poses fetiches sobre el capot de esta Bugatti. Una semana antes también había participado en un concurso de elegancia, muy en boga en la época, a bordo de un Panhard-Levassor carrozado por Gaston Grümmer y en el que la podemos ver sacando provecho de la polivalencia del habitáculo de tan distinguido automóvil.

Fotos: Biblioteca Nacional de FranciavadeRetro recomienda las siguientes notas relacionadas:

Josephine Baker, el baile, la música y Citroën

Mercedes, la mujer y la marca

8 de marzo: la mujer aristócrata

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

MÁS ARTÍCULOS…

suscribite a nuestro newsletter

Adsense

ENCUESTA DEL MES

ENCUESTA DEL MES

¿Qué opinás del Restomod?

Adsense

Adsense