Museo Alfa Romeo: los autos que nunca has visto

Beppe Viola
MuseoAR_Collection_164ProCar,119coupéandScarabeo2
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Alfa Romeo Collezione segreta (26)

Ni siquiera el más romántico de los “Alfisti” sería capaz de imaginar un lugar así. Intente usted pensar en todo lo que Alfa Romeo ha hecho en sus 110 años de historia y que, por razones de espacio, no encuentra un lugar estable en el itinerario de exhibición del museo. Autos, por supuesto, pero también modelos de stile, motores, prototipos, maquetas, piezas mecánicas. Los tesoros escondidos del “Biscione” viven en el segundo y tercer piso del bloque C del antiguo centro dirigencial Alfa Romeo, en el mismo edificio que alberga los autos de la colección permanente.

Para el 110º aniversario, la marca del “Biscione” de Milano nos reservó la extraordinaria oportunidad de poder admirar en vivo, junto con una visita guiada, piezas de enorme rareza que de otro modo sólo serían visibles en libros y revistas especializadas, y algunos incluso inéditos. ¿Qué tal, por ejemplo, una Giulia TZ seccionada a propósito para mostrar su chasis tubular? Dado el enorme valor económico de ese auto, hoy parece pura locura. Sin embargo, en la década de los años 60 fue la única forma de dejar al descubierto una obra maestra de ingeniería. O el 33 Tempo Libero Zagato, de mediados de la década de los años 80, que merece ser conocido por haber anticipado la moda desenfrenada de los crossovers. También la quinta Alfetta 158/9 del museo. Son conocidas las tres de la colección permanente y otra en el taller mecánico de los autos “que funcionan siempre”, los que son prestados para las competencias o eventos (MM, Goodwood, etc.).

Alfa Romeo Collezione segreta (24)

Pudimos apreciar las otras versiones creadas por carroceros sobre el chasis de la 33 Stradale como la 33 Cuneo Pininfarina, otros conceptos creados para experimentar el “terreno EE.UU.” como la Alfetta Eagle Pininfarina o la Italdesign 33 Navajo, además de poder descubrir con los propios ojos que de la impresionante Alfa 164 Procar, ese monstruo con motor V10 de F1 (el primer V10 de la historia) hay dos ejemplares. La lista sigue con varios 155 DTM, un 75 Turbo IMSA, el primer 177 F1 de la época Alfa/Alfa (llamado “El Tanque”, por la cantidad de refuerzos y lo grande que era), además de una lancha de carreras, con motor 33/2 Tasman.

Reposa allí también el único Grupo C, el hermosísimo SE048 hecho en Abarth con un V12 Ferrari de F1, un Dallara-Alfa Romeo de Fórmula CART, el prototipo de lanzamiento del MiTo del Salón de Ginebra, y otra enorme cantidad de autos que alcanzarían para hacer otro museo más.

Fotos: Pablo Rivas Bao y Prensa Alfa Romeo

Alfa Romeo Collezione segreta (1)

Alfa Romeo Collezione segreta (12)

Alfa Romeo Collezione segreta (25)

Alfa Romeo Collezione segreta (3)

Alfa Romeo Collezione segreta (4)

Alfa Romeo Collezione segreta (11)

Alfa Romeo Collezione segreta (8)

Alfa Romeo Collezione segreta (16)

Alfa Romeo Collezione segreta (20)

Alfa Romeo Collezione segreta (15)

Alfa Romeo Collezione segreta (17)

Alfa Romeo Collezione segreta (13)

Alfa Romeo Collezione segreta (28)

Alfa Romeo Collezione segreta (22)

Alfa Romeo Collezione segreta (14)

Alfa Romeo Collezione segreta (19)

Alfa Romeo Collezione segreta (18)

Alfa Romeo Collezione segreta (21)

Alfa Romeo Collezione segreta (27)

MuseoAR_Collection_Diva,GTV6,Giuliettaspider

MuseoAR_Collection_164ProCar,119coupéandScarabeo2

5 Comentarios, RSS

  1. Güilbeis @

    ¿Giulia Rover?

    • Pablo Felipe Richetti @

      Aplausos de pie…

    • Juse del Castillo @

      Habían publicado una foto de ese auto hace muchos años en una revista Quattroruote italiana.
      Era un prototipo de la Giulia disfrazado de Rover para que no fuera identificado por la prensa.

  2. LucasG @

    Excelentes fotos, don Beppe, muchas gracias!
    Qué juguetería hermosa!
    Me intrigó mucho la berlina de la 11° foto, tiene mucho, mucho de Peugeot 504. ¿La habrá diseñado don Aldo?

    • Beppe Viola @

      No, fue solo una propuesta interna para una Berlina 2000…

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*