Salón del Automóvil 2017: Sandro de Am… bassador

Diego Speratti
IMG_8098slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

IMG_8119

En el Pabellón Ocre, el color de los autos clásicos en el Salón del Automóvil 2017, hubo islas de displays diversos como el de las cupecitas de TC que habían terminado de completar un viaje por la Ruta 40, los cinco Rolls-Royce que conformaban una muestra temática (discreta) sobre la marca de lujo británica, los autos del Museo del Automóvil de la Ciudad de Buenos Aires (incluyendo el Hupmobile Boat Tail), del Museo del ACA (entre ellos el Mors recién restaurado) y del Museo de Luján, los autos nacionales, los vehículos militares, y el espacio del Rambler Car Club Argentina.

Este club, muy vinculado por sus integrantes con el Museo Udaondo de Luján, facilitó la exhibición del Rambler Ambassador presidencial, con su garbo oficial y de otro Ambassador más inclasificable, el que fuera propiedad de nuestro Elvis de Banfield, el gran “Sandro de América”.

IMG_8113

IMG_8101

Roberto Sánchez, a.k.a. “Sandro”, nació el 19 de agosto de 1945, hoy hace exactamente 75 años, y a lo largo de su carrera puso bajo los focos a inmensa cantidad de automóviles, entre los que usó en las películas que protagonizó (la lista es larguísima…), los utilizados para las tapas de sus discos (“Te espero…”, con el Jaguar E-type roadster, por ejemplo), o los que sirvieron para su desplazamiento y recreación, como el Mercedes-Benz “Pagoda” o este Rambler Ambassador que se exhibió en el Salón de Buenos Aires, en la última edición realizada, allá por 2017.

Sandro buscaba un Rambler Ambassador y en el año 1990 encontró a esté, un modelo 1970 que su mecánico ubicó en discreto estado, pero que el popular artista decidió comprar, pues simpatizó con el nombre de su propietario por entonces: Roberto Sánchez, un homónimo suyo…

IMG_8098slider

IMG_8105

Papel y lápiz para Sandro, para dibujar todas las modificaciones que quería hacerle (y se podían ver allí impresos en un banner junto al auto) y para su mecánico seguirle el compás, un proceso que llevó entre restauración y alteraciones más o menos un lustro, en un taller de Sarandí.

Seguramente inspirados por su idolatría por Elvis Presley, las personalizaciones comenzaban en el exterior por los cobertores de ruedas traseras, el polarizado de los vidrios traseros y el tapizado de la parte posterior del habitáculo, con una gamuza que a la vez reducía a su mínima expresión la superficie de la luneta.

IMG_8110

IMG_8095

Adentro, puro glamour, con los asientos y parte del tablero forrados en cuero blanco, y las butacas luciendo además una terminación capitoné, sobre las alfombras de pelo largo del color del amor. Los comandos de los elevacristales fueron reubicados, sobre el techo forrado se instaló un equipo de música, y también disponía de un equipo de telefonía celular Nokia, de lo último de la época cuando fue instalado. Pero lo que más destaca es la barra de tragos, con sus correspondientes botellas y vasos, que ocupan el lugar del apoyabrazos central. La “whiskera” se desplaza sobre rieles para ocultarse dentro del baúl, que por otra parte luce el espacio donde ésta queda guardada y también fue revestido en la alfombra de rojo carmesí.

El Tornado se pone en marcha, suenan canciones que huelen a trigales y a rosas y las “nenas” se abalanzan sobre el Rambler, arrojando sus prendas íntimas. ¡Sandro vive en este Ambassador!

Fotos: Diego Speratti

IMG_8117

IMG_8107_edited-1

IMG_8104

IMG_8114

IMG_8094

IMG_8100

IMG_8097

1 Comentario, RSS

  1. Gringo Viejo @

    Tanto auto! Tantas preguntas!
    Recuerdo haber ido a un recital de Sandro en los 60s. Nos quedamos cerca de la entrada para verlo llegar en auto. No me acuerdo si llego en un Valiant o en un Rambler. Venia en el asiento de atras con un gamulan casualmente y metrosexualmente tirado sobre los hombros y cara de pocos amigos. Preguntas:
    1) Este Rambler 1970 compartia el motor “tornado interceptor” con el Torino?
    2) Que menjunje (a base de cerezas?) hay en la botella donde debería estar el guisky?
    3) Tres vasos solamente? Y el conductor? Era abstemio?
    Respuestas, please.
    GV

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*