Rally Austral 2020: el ojo de Canqui

staff
DSC_7792
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

DSC_7781

Unos días atrás reflejamos en un post nada menos que la edición número 23 del Rally Austral, que cada fin de año organiza el Club de Vehículos Clásicos de Bahía Blanca, evento que, por otra parte, es la fecha principal de su calendario de actividades.

Una pequeña porción del recorrido que realizaron los participantes uniendo la ciudad de Bahía Blanca con la de Coronel Pringles la hizo también Juan Aráoz, alias “Canqui”, quien haciéndose eco de aquello que sonaba en la radio que “una mañana para no volver, cantando bajito me voy para el campo… me llevó la vida y la música también”. Y además cargó la cámara, con la que se apostó en una rotonda de la ruta 51, para hacer las fotos que nos permiten disfrutar de otra mirada del reciente Rally Austral.

Fotos: Juan Aráoz

DSC_7792

DSC_7825

DSC_7806

DSC_7821

DSC_7777

DSC_7820

DSC_7826

DSC_7832

DSC_7774

DSC_7822

DSC_7787

DSC_7796

4 Comentarios, RSS

  1. Gaucho Pobre @

    Muy buenas imágenes.
    Gracias Juan Araoz

  2. Adolfo @

    Muy buenas fotos. Impresionantes el Celica y el 504.

  3. Gringo Viejo @

    Excelentes fotos. Admiro el temple del fotografo que tomo las fotos desde esa traicionera rotonda (Y la de Laprida) que sorprende nuestros avezados conductores con carteles indicadores que comienzan apenas unos cinco mil metros antes. Esa trampa artera de poner carteles indicadores ANTES de que uno tenga oportunidad de despabilarse rebotando contra el cordon de la rotonda logicamente sorprende y confunde a mis convecinos desde hace decadas, concentrados ellos como van en examinar el contenido de sus fosas nasales mientras siestean al volante. Ahora que vio con asombro el primer cartel, Don Ezequiel Burundarenaguieta tiene solo 4.800 metros (poco mas de 10 minutos, ahijuna!) para tratar de catapultar el pegajoso y porfiado resultado de su “hisopado gaucho” chasqueando el dedo indice hacia la ventanilla que olvido de abrir. Simultaneamente tambien debe pasarle el mate tibio a Donia Zunilda, hacer doble embriage, punta y taco, prender las luces (Que llevaba apagadas para “ahorrar bateria”) Ahi los sistemas de control del conductor de la sufrida Hilux SRA colapsan por sobrecarga. Mayday! Mayday! Finalmente le arrroja el celular a Donia Zunilda y manotea el volante con un mano mientras se frota vanamente sus pegoteados dedos en la pierna de sus bombachas marca Cardon y encara en direccion aproximada de la rotonda rogando, ahijuna, que no venga “algun nabo” del otro lado y que no haya un kamikaze sobre el cantero tomando fotos!
    Don Juan Araoz, de nuevo gracias por las excelentes fotos y agradezco al cielo que haya sobrevivido usted otra ronda de ruleta rusa en la 51.
    Saludos cordiales.

    GV

  4. Excelente texto como siempre Diego,
    Gracias por los comentarios !!
    Saludos

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*