El “pedal car” de Primo Carnera

Diego Speratti
Primo Carnera slider
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Print this pageEmail this to someone

Primo Carnera

¿Porqué será que alguno de los más temibles y gigantescos campeones de boxeo consiguen despertar tanta ternura? Si “Ringo” Bonavena, después de noquear a algún contrincante, podía cantar “Pio pío” y no ocultaba su costado edípico con su madre, “Doña Dominga”, Primo Carnera también tenía abajo del ring su otro yo “humano”. Antes que boxeador había sido “mascota” de circo, con su altura más allá de los dos metros y su peso superior a los 120 kilos, y accedía a hacer cualquier “payasada” que lo convertiría en un boxeador carismático y popular, como lo fue especialmente en Italia, país en el que había nacido, en el pequeño pueblo de Sequals, en la región de Friuli, un 25 de octubre de 1906.

Al igual que Ringo, Primo Carnera cayó en manos de la mafia, que se encargó de amañar varias de sus peleas. En 1933, se convertiría en el primer campeón mundial de boxeo de origen italiano, al vencer al norteamericano Jack Sharkey, en la disputa por el título de los pesos pesados.

En el camino que lo llevaría a esa pelea, unos años antes, en octubre de 1929, “El Gigante Bueno”, “La Montaña que camina”, o “La Torre de gorgonzola”, entre otros apodos con los que era conocido Carnera, salió por primera vez de Europa continental para pelear en el Royal Albert Hall de Londres contra Jack Stanley.

En aquellas jornadas previas de entrenamiento para la pelea, Carnera pasó frente a un concesionario de la Austin Motors, y no dudó en subirse al pequeño Austin Seven para retratarse allí, componiendo un cuadro que se llevó el titulo mundial de las desproporciones.

La escena, apropiada para recordar que hoy es el día de la eterna infancia, la completaba Frankie Genaro, campeón olímpico de boxeo peso mosca, intentando arrancar con la manija al sufrido automóvil.

Foto: Archivo General de la Nación

2 Comentarios, RSS

  1. Eduardo Devoto @

    Es interesante recordar que Primo Carnera vivió algún tiempo en Argentina y peleo en el Luna Park.

    • Alejandro Marino @

      Y fue inmortalizado por Discepolo:
      “Qué falta de respeto qué atropello a la razón!
      ¡Cualquiera es un señor!
      ¡Cualquiera es un ladrón!
      Mezclao con Stavisky va Don Bosco
      Y La Mignon, Don Chicho y Napoleón
      Carnera y San Martín”
      mal que le pese a los fanàticos de Julio Sosa

Tu email no será publicado. Required fields are marked *

*


*